Kylian Mbappe; dominar el próximo lustro.

Clairefontaine es uno de los 12 centros de formación supervisados por la Federación de Futbol Francesa, y es quizá en el que se concentra el mayor talento del país galo. De los 13 a los 15 años los niños viven entre semana en este complejo deportivo ubicado al sudoeste de París en espera de que los mejores clubes de la nación pongan sus ojos en alguno de ellos tras terminar este periodo de formación técnica, táctica e integral supervisada por la Federación. Nicolas Anelka, Thierry Henry, William Gallas, Blaise Matuidi y Kylian Mbappe son solo algunos de los nombres que han sido parte de Clairefontaine y es justamente el último de estos quien es el protagonista de este texto.

El futbolista más joven en más de 60 años en debutar con la selección mayor francesa, además de romper el record de Henry en ser quien más joven debutó y marcó con el A.S. Monaco en su historia. Todo esto le valió incontables comparaciones con Henry, a lo que ex-gunner se limitaba a decir: “”No me gusta comparar jugadores. Mbappé tiene que convertirse en Mbappe. Me gusta verlo jugar. Oh, la la. Me encontré con él y me dio la impresión de que tiene una buena cabeza sobre los hombros”. Pero las comparaciones eran justificadas, porque a pesar de si tener ciertas diferencias en cuanto a la forma de juego, en el Principado no había habido tal explosión de talento desde Henry y sobretodo un talento que tuviera tan estrecha relación con el gol.

Su aparición en Monaco fue sin duda emocionante. Debutó en diciembre de la temporada 2015/16 y fue en su 2da temporada cuando se presentó ante el mundo como la quizá mayor joya mundial.

Leonardo Jardim modificó su posición del extremo izquierdo a un segunda punta dentro de un 4-4-2 que le otorgaba lo que Kylian más agradece, que son espacios para correr ya sea con balón o sin balón pero siempre viendo de cara a portería. La confianza que Jardim le otorgó terminó por juntar 40 ocasiones directas de gol (26 goles y 14 asistencias) en 44 juegos, cifras sumamente increíbles para un futbolista que a mitad de esa temporada cumplió apenas los 18 años. La zancada de Mbappe además de su inhumano cambio de ritmo, entre otras cosas, llevó al Monaco a las finales de las 2 copas nacionales, semifinales de Copa de Europa y al campeonato liguero.

Mbappe terminó por pasar por una transferencia de más de 100 millones al Paris Saint Germain, donde regresó a sus orígenes de jugar en banda, solo que esta vez lo hacia desde la banda derecha, esto para poder convivir con otras 2 figuras mundiales como Neymar y Cavani.

La convivencia con estos 2 resultó en una evidente baja de cifras no menos impresionantes (37 ocasiones directas de gol divididas en 21 goles y 16 asistencias en 46 juegos), pero las sensaciones respecto a su juego solo fueron en crecimiento. Conforme la temporada iba avanzando su interpretación del juego iba en aumento. Kylian entendía a la perfección el juego para saber cuándo tenía que profundizar por la línea de cal, cuando tenía que atacar el área, cuando debía aparecer y recibir entre líneas para girar y atacar y también cuando debía participar en la circulación de la pelota.

Con Francia en el mundial el punto de partida en el campo será el mismo que en París, pero aquí requiere una mayor comprensión porque los momentos de atacar el área serán mas constantes, sobre todo si la idea del 4-3-3 con Griezmann de falso nueve prevalece. El rubio del Atleti se desenvuelve con frecuencia en la zona de mediapuntas y esto libera el espacio para que Mbappe haga las rupturas al centro, mientras que en el otro costado Ousmane Dembelé tendrá un mayor trabajo con balón.

Francia tiene en el regate, la velocidad, la aceleración, el cambio de ritmo, y el regate de Mbappe armas fortísimas para afrontar la Copa del Mundo, además de que en otras líneas tiene también recursos de elite para ser candidato. La capacidad en transiciones de Francia es altísima, lo que le va a permitir mantener un bloque bajo para darle espacios a espaldas de los rivales a Mbappe y las demás cartas al ataque.

Sin caer en ninguna duda, estamos ante el debut mundialista de uno de los mejores futbolistas de la próxima década.

Texto escrito por: Luis Peña

Pueden seguirme en Twitter como @L_Pena7

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *