UN MUNDIAL SIN ESPAÑA, ALEMANIA NI HOLANDA

PSM El Punterazo 1

Por Patricio Sabido Malda

 No podemos negar que el futbol de élite se juega en Europa, que las ligas del viejo continente –ya no digamos la Champions League- concentran la mayor calidad futbolística del planeta. Pero no olvidemos que una parte importante de las alineaciones de los clubes europeos se completan con jugadores venidos de otros continentes.

“Jugamos como nunca y perdimos como siempre”. Una de las frases favoritas de aficionados y medios de comunicación cada vez que México pierde en octavos de final en el mundial. No importa que seamos campeones olímpicos o que para jugar los octavos de final invariablemente tengamos que ganar en la primera fase. La frase suena bien, atacar lo que hacen nuestros compatriotas suena bien, vende periódicos y atrae más puntos de rating que una visión más objetiva. Es, en resumen, un lugar común.

Otro lugar común con el que nos encontramos cada cuatro años es que la Eurocopa es “mejor que un mundial, sólo que sin Brasil y Argentina”. Otros la han definido como “un mundial sin pobres”. Una forma de dar a entender que quitando a las dos potencias sudamericanas, ningún otro país del mundo tendría nada que hacer frente a cualquier selección europea.

Aún con el boquete financiero que seguramente sufrirá Messi por el problema fiscal en el que está envuelto, dudo que vaya a quedarse pobre. Como tampoco creo que sean pobres Neymar, Luis Suarez, Drogba, Touré, Keylor Navas, James Rodríguez, Chicharito, Dani Alves, ni muchos de los no europeos que son titulares en sus clubes.

Si bien la frase del mundial sin pobres es claramente discriminatoria, se repite tanto en Europa como en América y si entendiera chino, japonés o árabe, seguramente me la encontraría en la prensa asiática. Pero ¿es cierta? No podemos negar que el futbol de élite se juega en Europa, que las ligas del viejo continente –ya no digamos la Champions League- concentran la mayor calidad futbolística del planeta. Pero no olvidemos que una parte importante de las alineaciones de los clubes europeos se completan con jugadores venidos de otros continentes. Algunos de los mejores, por ejemplo, estarán disputando la Copa América al mismo tiempo que la Euro.

Pero ante el riesgo de ser subjetivos, tenemos una forma clara de medir el nivel de los europeos en comparación con el resto del mundo: el mundial que se juega cada 4 años. La UEFA tradicionalmente es la confederación que más países lleva al mundial (13 en las últimas ediciones), y si bien durante mucho tiempo siempre tenían entre 10 y 11 clasificados a la segunda ronda, en los últimos dos mundiales sólo 6 de los 16 países en octavos de final eran europeos.

No cabe duda que la Euro tendrá un gran nivel, pero ampliarse de 16 a 24 clasificados (prácticamente la mitad de sus afiliados), me parece una exageración que irá en detrimento de su calidad. Tengamos mucho cuidado en no encumbrarla de más en comparación con la Copa América (u otros torneos donde participan africanos y asiáticos). En el torneo que arranca hoy en Estados Unidos hay selecciones que han eliminado a varios europeos en los mundiales de este siglo.

Empecemos por Uruguay, que ha eliminado a Francia, Italia e Inglaterra. Chile ha dejado fuera a Suiza y a España, mientras que Paraguay ha hecho lo mismo con Eslovenia e Italia. Claro que esos son sudamericanos, ¿qué pasa con la “subdesarrollada Concacaf? Aquí podemos empezar con México, que ha eliminado a Francia y a Croacia (2 veces). Estados Unidos ha mandado a casa a Polonia, Eslovenia y dos veces a Portugal (con todo y CR7). ¿Costa Rica?, dejó fuera a Italia, Inglaterra y Grecia hace apenas dos años.

Por supuesto que la Copa América Centenario no será como un mundial sin España, Alemania y Holanda (los únicos europeos que han trascendido en los últimos dos mundiales), hasta suena ridículo, ¿no? Tanto como pensar lo mismo sobre la Euro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *