FUTBOL Y TECNOLOGÍA, ¿EL INICIO DE UNA ERA?

PSM El Punterazo 1

EN EL ÁREA GRANDE

Por Patricio Sabido Malda

Pensé: estoy a punto de presenciar un momento histórico para el futbol. Obviamente me decepcionó que al final el árbitro diera por bueno un gol que las repeticiones muestran claramente que se metió con la mano. Ese momento aún no llega.

¿Estaría dispuesto a pagar una importante suma de dinero en un seguro contra incendios para su casa? Depende de qué esté hecha mi casa. Si es de madera, por supuesto que sí. Si por el contrario, es de tabiques y concreto, no veo tanta necesidad de protegerme de algo que es altamente improbable.

La misma sensación me quedó cuando la FIFA decidió abrirse al uso de la tecnología colocando sensores que determinaran si la pelota cruzó o no la línea de gol. Es cierto que alguna polémica se ha desatado a lo largo de la historia de los mundiales: el famoso gol inglés contra Alemania en la final del 66, la situación inversa que le invalidó un gol bueno a Inglaterra 44 años después, un gol de España ante Brasil en la primera ronda del 86, y ya.

La verdad es que la polémica de si la pelota entró o no se presenta con tan poca frecuencia que me pregunto si el beneficio justifica el costo de tener ese tipo de tecnología en los partidos ordinarios. En pocas palabras, es adoptar la tecnología para algo con muy poca trascendencia.

Cualquiera que haya visto más de 10 partidos en su vida, sabe que el pan de cada día en polémica futbolera está en la marcación de los penales (faltas y manos, dentro o fuera del área) y en los fuera de lugar que terminan en gol. Reconozco que durante mucho tiempo pensé que apoyarse en las repeticiones iba contra la esencia del juego. Pero al ver la experiencia de otros deportes como el tenis, el taekwondo y el beisbol (que en su momento se resistieron) me doy cuenta de que, bien regulado (quizá limitándolo a cuestionar una o dos jugadas por partido y por equipo), el uso de las repeticiones bien puede caber en el futbol. ¿Qué se interrumpe el juego? Sí, pero también cuando hay lesiones, broncas o discusiones y no pasa nada, simplemente se compensa el tiempo al final.

Antes de la Copa América se especuló que se permitiría el uso de la tecnología en este torneo -se mencionó por ahí que también en la Euro-, aunque nunca se confirmó de manera oficial. Aún así, cuando vi al árbitro hablar con alguien (aún no sabemos quién) en lo que decidía si validaba o no el gol de Perú ante Brasil, pensé: estoy a punto de presenciar un momento histórico para el futbol. Obviamente me decepcionó que al final el árbitro diera por bueno un gol que las repeticiones muestran claramente que se metió con la mano. Ese momento aún no llega.

Nadie ha dicho con quién hablaba el árbitro. Me imagino que para no armar más polémica, dado lo trascendente de la jugada, pero tengo la sensación de que no falta mucho tiempo para que veamos una decisión del árbitro confirmada o modificada por una repetición. Soplan aires de cambio en el futbol mundial, y quizá haya llegado el momento de borrar para siempre los errores fatales de los árbitros, al menos en los partidos con cámaras de televisión (que incluye todos los torneos organizados por la FIFA y los partidos profesionales en prácticamente todas las ligas del mundo). Es factible, es justificable, me parece que es tiempo de dar el paso.

Por cierto: si una mano es “deliberada”, se debe de marcar, si no es deliberada, no se marca. No importa la posición de la mano, si corta una jugada o si la pelota lleva dirección de gol. Así lo indica la regla desde hace más de 10 años. La tecnología puede ayudar, pero conocer las reglas está primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *