Futbol para todos

Captura de pantalla 2015-04-13 a las 11.15.17

Hay una frase que ayuda a entender la esencia del futbol como deporte, una pequeña frase que engloba todo el sentido del deporte más bello del mundo y que dimensiona lo fácil que es practicarlo, la filosofía es de Vicente del Bosque y dice así: “un buen jugador gana un partido, un buen equipo gana cinco”. Si uno no sabe de fútbol, con esta frase entiende, de entrada, lo sencillo que es jugarl balompié.

 

El fútbol no sólo es bello por la sencillez que caracteriza su práctica; un par de piedras hacen una portería y un envase de refresco  bien puede convertirse en el balón del momento y al juntar dos o tres amigos en la calle, la diversión está garantizada.. Pero no es sólo esto lo que hace que él soccer sea el deporte más lindo, lo que lo hace verdaderamente especial, es que es un deporte en el que sin ser Messi, puedes aspirar a ser el mejor del mundo, más vale un buen equipo que un buen jugador cualesquiera que sea su posición.

 

Este último concepto fue aprovechado por dos clubes internacionales que hoy día podrían ser considerados, sin duda alguna, de los mejores equipos del planeta, me refiero al Atlético de Madrid y a Leicester City.

 

El modesto Leicester resultó campeón de la edición 2015-16 de una de las ligas  más antiguas  y prestigiosas del mundo: la liga inglesa. Hace un año este equipo de plantilla limitada luchó arduamente por su permanencia en primera división, un año después se corona campeón en una liga con competidores de la talla del Liverpool, Manchester United, Chelsea, Manchester City o el Tottenham, sólo  por citar ejemplos. Para entender lo que pasó en la Barclays, podríamos imaginar que en un torneo de los equipos de sexto año, participa un equipo de primer año y éste sorpresivamente termina siendo campeón. De esa magnitud es el logro conseguido por el modesto Leicester a sus 132 años de existencia.

 

Normalmente se ejemplifica este tipo de logros con el cuento de David contra Goliat, la diferencia que encuentro con la historia del valiente Leicester es que en este caso, David venció por encima de 5 ultra Goliats.

 

Ya lo dice el título de esta columna: el fútbol el para todos, eso lo entendió también el Atlético de Madrid, que eliminó en la semifinal de la Chanpions League al poderoso Bayer Múnich. Puede que a muchos no les guste el estilo defensivo del “ Cholo” Simeone, que lo acusen de ratonero, de oportunista, tal vez no estén equivocados, sin embargo la filosofía de los colchoneros, más que “ratonear” para conseguir títulos, es la de el futbol asociación.

 

Hoy en día difícilmente encontraríamos un equipo que haga más honor al futbol como deporte grupal que el Atlético. En la actualidad difícilmente encontraríamos a un equipo que pueda presumir de eliminar al Barcelona y al Bayern en la misma edición de la Champions… Y no sólo eso… Adelanto que tiene amplias posibilidades de lograr la orejona frente al otro “todo-poderoso” de Europa: el Real Madrid. De conseguirlo, los colchoneros también podrían encarnar el cuento de David contra Goliat, con la variante de vencer a varios Goliats y no me imagino qué historia escribiría si además de la orejona, se llevará el doblete con la liga española, más que cuento, el Atlético crearía una leyenda.

 

El fútbol no sólo es para las oncenas de estrellas, el futbol también premia a quienes entienden su más vital esencia: jugar en equipo.

 

Leicester y Atlético dan sentido a las palabras de un prócer de este deporte, “ningún jugador es tan bueno como todos juntos”, decía DiStéfano. El futbol no es sólo para los que tienen los mejores tenis o el balón más, el futbol para los mejores equipos, el futbol es para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *