Tragedia bianconeri

Enrique Vega

 

El semestre pasado lo ganó casi todo. Se alzó con el tetracampeonato de la serie A, ganó la Copa Italiana y llegó a la final de la Champions, dio un juego de exhibición digno de recordarse. Esa fue la Juventus. Un equipo poderoso que en su estrategia de juego priorizaba el orden en todas sus líneas y de ahí partía para lograr un equilibrio en todas las zonas de juego.

 

Durante el “mercado” de verano, la Juventus dejó ir a jugadores clave dentro de su esquema de juego. El chileno Vidal, el argentino Tevez y el genio Pirlo salieron de las filas del equipo turinense y la factura parece haberle llegado al equipo dirigido por Allegri.

 

Hoy en día la Juventus sufre en cada partido y no porque sus rivales tengan un dominio sobre los de Turín, sino porque ya dejó de ser ese equipo que podía no tener el balón y no sentirse incómodo dentro del campo. Hoy parece haberse perdido la brújula del manejo de los tiempos, de los cambios, de los jugadores: en términos generales, la Juventus se encuentra perdida.

 

Hablamos de tres bajas realmente significativas para un equipo que solía manejar el medio campo como pocas escuadras en el planeta. Digan lo que digan, aquel equipo que tenga a Pirlo y de repente ya no cuente con él, se va a resentir pues este jugador sencillamente no tiene sustitución.

 

Hoy el tetracampeon italiano se encuentra en el doceavo lugar de la clasificación general con 12 puntos, lejos de los 23 puntos que tiene la Roma que lidera momentáneamente el calcio italiano.

 

Sí, hay un bache en el equipo bianconero, es evidente. Hay quienes ya piden la cabeza de su entrenador. Creo que están equivocados; si bien la Juventus se acostumbró a ganarlo todo y siempre se le exige ganar 4 partidos de tres disputados, es un hecho que las bajas de Tevez, Vidal y Pirlo le están afectando. Los jugadores nuevos se están acoplando a un sistema que no es fácil de entender. A mi parecer, y muy a pesar de los corazones juventinos, se le debe dar tiempo a los jugadores para que estos entiendan cómo es que se debe jugar para la Juve.

 

Si alguien encuentra un jugador en el planeta que pueda reemplazar a Pirlo o a Tevez, que de inmediato se ponga en contacto con Allegri. No estar en el primer lugar puede definirse como una tragedia para un equipo del estirpe de la Juve pero en el futbol hay procesos… esperemos que el acoplamiento para los de Turín llegue pronto, pues la Juventus no tiene de otra: o es campeón o es una tragedia.

 

Fino alla fine, Juve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *