Utopía tricolor

 

Captura de pantalla 2015-04-09 a las 15.39.59

Por Georgina Larruz Jiménez

@LarruzMG

 

Lástima que Bielsa no viene al Tri. Rumores o no, las condiciones que imponía el ahora ex técnico del Marsella, por fin ponían orden a la selección mexicana. Una utopía realizada para aquellos amantes del futbol y no de la mercadotecnia que varios nos hacen creer.

El “hubiera” no existe, pero si Bielsa aceptaba la propuesta de dirigir al conjunto nacional, por fin podríamos hablar en serio de un proceso con frutos positivos que fueran más allá del ansiado quinto partido. La llegada del “loco” acabaría con esa saturación –por momentos hartante- de spots publicitarios tanto del técnico como de los más caritas; significaría cepillar a aquellos jugadores que adornan los banquillos de los equipos europeos y hacer labor de scouting a aquellos jugadores que no viven de los reflectores, eso sí, sin mucha habilidad para sonreír ante las cámaras; el equipo de prensa mediaría los ánimos entre la –muchas veces- irritante prensa mexicana. Bielsa enarbolaría aquel deseo de darle carácter y personalidad al Tri, de elevar la competitividad y ¡por fin! Acabar con los partidos amistosos, aburridos y moleros  contra selecciones de medio pelo. Bielsa tenía conocimiento del futbol mexicano, sí, de hace casi veinte años, pero tendría tiempo para actualizarse.

Pero no, no fue así. Quizá alguno de los amos –o todos- vieron amenazados sus intereses monetarios. ¿Qué dirían los patrocinadores al no contar con un jugador carita para ser la imagen publicitaria en épocas mundialistas? , ¿Cómo es posible que el técnico nacional no anuncie –aunque sea- papel de baño? En otros países, no se ha visto que un Director Técnico se la viva en los sets de grabación en lugar de las canchas, pero como buenos mexicanos hay que exprimir el negocio. Sabrá Bielsa lo que habrá visto para dar un rotundo “no” a la propuesta casi en automático, a la urgencia de apagar los rumores. También, cabe resaltar que el entrenador argentino es sensato en no aceptar la propuesta tras su cese del Olympique de Marsella, el tipo es listo y ético.

Lástima que no viene Bielsa, pero ¿la FMF no podría ser la que impusiera esas condiciones a un técnico para elevar el nivel de la selección mexicana?, ¿en verdad no se puede? Si se sigue con esa mentalidad, entonces estamos fritos, y ahí sí, ni trayendo al mejor técnico del mundo, se podrá acceder a esa puerta dorada que significa el cielo y el infierno: el quinto partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *