La reina de Italia

Captura de pantalla 2015-04-13 a las 11.15.17

 

Cerca de la frontera entre Italia y Francia se ubica Turín, la ciudad capital de la región de Piamonte, “la Torino che sorprende” (la Turín que sorprende) es un importante punto donde convergen lo cultural, lo económico, lo industrial y lo automovilístico. Cuentan que es en Turín donde se preparan los chocolates más ricos del mundo, no sorprende que antes los suizos fueran a aprender el oficio a aquella ciudad… la alta repostería no es lo único exquisito que se conoce en Turín, pues también poseen la exquisitez de un futbol al más pulcro estilo italiano: el futbol de la Juventus.

 

Un escalón por encima del resto de los equipos italianos, se encuentra la Vecchia Signora, el equipo italiano más exitoso en la historia del futbol de ese país y un referente obligado de la historia del futbol europeo. La Juventus está de vuelta, en unas semanas el equipo bianconeri hará oficial su tetracampeonato, con el que llegará a su trigésimo primer trofeo de liga en su exitosa historia (ha ganado 33, pero oficialmente le cuentan 31). Es evidente que hay un monarca absoluto del calcio italiano, ese que en algún momento tuvo que dejar la Serie A y luego levantarse porque así lo exigía su naturaleza.

 

Hablamos de la Juventus, el equipo de grandes figuras, equipo por el cual han circulado hombres como Pavel Nedved, el mítico Michel Platini, Roberto Baggio, Edgar Davids, Giampiero Boniperti, Alessandro Del Piero, Zlatan Ibrahimović y el mismo Zinedine Zidane. No quepa duda que al hablar de este equipo, hablamos de la esencia del futbol italiano y de un todo-poderoso de Europa.

 

En esta semana, la “novia de Italia” conquistó, por décima ocasión en su historia, la Copa Italiana, misma que no obtenía desde hace 20 años. Con el “doblete” se adjudica la supremacía del calcio.

 

Ha regresado aquel equipo que estaba acostumbrado a ganarlo todo. La Juventus está de vuelta y no es sorpresa. El conjunto que dirige Massimiliano Allegri tiene claro su estilo de juego. Hoy día todos los futbolistas de la Juve saben a qué juegan, entienden lo que deben hacer en el campo, ayudan al compañero, fuerzan a sus rivales… exigen, desesperan, confunden, cansan a los equipos con los que compiten. La rotación de jugadores es una de las claves del éxito de este conjunto; Allegri, hace jugar a su plantilla completa, ha lustrado cada una de las virtudes de sus hombres. Hay compromiso dentro de la institución, cuentan con futbolistas de clase mundial, futbolistas consagrados, jugadores promesas. Este equipo liderado por Gianluigi Buffon y Andrea Pirlo, está cimentado en la combatividad de sus defensas italianos, la fortaleza de Pogba, la garra de Vidal, la magia de Tevez y complementado con la inteligencia de Morata, una de las cartas más importantes que tendrá a futuro la selección española.

 

Hoy la Juventus se prepara para encarar el partido más importante que ha tenido en los últimos años: la final de la Champions League. A muchos les pareció sorpresiva la eliminación del Real Madrid a manos de la Juve, pero, pese a la diferencia de plantillas, lo que terminó por rebasar al Madrid fue el futbol asociación de un equipo que supo cómo desarmar a la temible delantera del club español.

 

El mérito de la Juventus no está sólo en ser campeón absoluto de su liga local, es haber neutralizado la fuerza de los merengues y luego acuchillarlos cuando fue preciso hacerlo, con ello dieron un golpe con el que regresaron al futbol italiano a los primeros planos a nivel de clubes; la historia del calcio ya lo demandaba.

 

Estamos en la nueva era del gigante italiano, aquel equipo que se impone a sus rivales a base de una estricta estrategia defensiva y de una delantera que si bien no hace demasiados goles, ha hecho lo necesario para regresar a la Juventus al lugar de privilegio que hoy ocupa tanto en Italia como en Europa.

 

Fino alla fine, Juve…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *