¡Un clásico muy emocionante!

 

Se jugó otra edición más del clásico Tapatío, donde se vio en el estadio Jalisco un marco esplendoroso y las aficiones apoyando con todo a sus respectivos equipos. Los veintidós que saltaron al campo de juego dieron un gran espectáculo, donde cada equipo se dedicó a realizar el juego que saben hacer.

Chivas y rojinegros calentaron el encuentro durante la semana previo al partido a través de las redes sociales, donde la disputa fue quién era el “dueño” del estadio Jalisco y ver cuál es la afición más fiel con su equipo. Lo único que se esperaba en las gradas era que las barras de ambos clubes se comportaran.

Fue un gran encuentro de futbol, los dos equipos se dedicaron a jugar y la actuación de los jugadores correspondió a la talla de un “clásico”, a pesar de que el resultado fue un empate a un gol, el partido ha sido de lo más emocionante de lo que va torneo.

Guadalajara abrió el marcador con un tanto de su capitán Omar Bravo y antes de terminar el primer tiempo Luis Caballero empató el partido, había sido un muy buen primer tiempo, hubo varias llegadas interesantes por ambas escuadras pero no lograron concretarlas.

El segundo tiempo se esperaba que mantuvieran la dinámica del primer tiempo, pero lamentablemente no fue así, fue muy notable la baja de intensidad y es que los equipos ya no dejarían tantos espacios. Aunque se dio una baja de juego, eso no significo que la segunda parte no tuviera sus emociones, los equipos seguían buscando la portería contraria.

Se venía la recta final del encuentro, ya el partido se pintaba para un empate más en el clásico tapatío,  pero un error de Miguel Ponce en la marca generaría que el estadio se prendiera de nuevo, se había marcado una pena máxima a favor de los zorros del Atlas y se abría la posibilidad de que se llevaran esa edición del clásico. “Ponchito” Gonzales era el encargado de ejecutar el tiro penal y lo erraba al tratarlo de tirarlo a lo “Panenka”.

El clásico tapatío no pudo terminar de mejor manera, con un estadio lleno y un agónico empate se terminaba el encuentro, por lo que hicieron los dos equipos durante el partido fue un marcador justo, aunque es verdad que cualquiera lo pudo ganar.

Sergio Lima

checo_lima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *